SOLUCIONES

EL ACERO: LA OPCIÓN MÁS SUSTENTABLE PARA EL DESARROLLO DE PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA.

Tecnovial

El acero se considera un material amigable con el medioambiente, debido a su gran potencial de reciclaje, pero no solamente como material el acero participa en los objetivos de la construcción sustentable, sino además las estructuras metálicas tienen características naturales que también contribuyen a esos objetivos, ya que pueden alcanzar vidas medias de siglos, si se asocian a revestimientos resistentes a la humedad y corrosión.

Las estructuras metálicas, por lo general, se componen de elementos prefabricados, lo que implica un proceso de construcción rápido, eficiente y una minimización de los riesgos y deterioros de la obra, así como de las instalaciones de faena. Asimismo, como se trata de estructuras relativamente livianas, las fundaciones son más reducidas, lo que permite efectuar menos movimientos de tierra y ahorrar en materiales.

Destaca en el acero, además de su duración, su sustentabilidad, dado que es un material 100% reciclable, siendo las estructuras corrugadas a su vez desmontables y trasladables para futuros usos.

En la fase final de la vida útil de las estructuras metálicas, gracias a las características del acero en términos de resistencia y ductilidad, es posible proceder a desmantelar las mismas que ya no son utilizadas y proceder a su reconstrucción en otros lugares. Además, si el destino final fuese la demolición, podría procederse al reciclaje del acero. Cabe recordar que el acero puede ser reciclado innumerables veces sin perder sus propiedades, contribuyendo así a la minimización del consumo de recursos naturales y a la maximización de la reutilización de estos mismos.

Según la Asociación Latinoamericana de Acero, actualmente 2 de cada 3 toneladas de acero se producen con acero reciclado. El uso de mineral de hierro para producir el resto se debe a que debido a sus múltiples aplicaciones, el mundo requiere cada vez más acero para crecer.

Por otra parte, el acero se presenta como una alternativa mucho más ecológica que el plástico, cuya acumulación en el medio ambiente produce efectos adversos sobre la vida silvestre, su hábitat y los humanos que, al estar en la cúspide de la pirámide trófica, no están libres de los peligros que conlleva esta grave contaminación. El plástico tarda, según su tipo, hasta un milenio en descomponerse en el medio ambiente, liberando tóxicos que afectan a todos los organismos vivientes y se esparcen a través de los terrenos, cursos de agua y océanos.

Es por estas características, que el acero cada vez está más presente en diversos proyectos de infraestructura, ya sea en minería, obras públicas e industria.

Sitio Desarrollado por
cartmagnifiercrossarrow-right